¡Regístrate!

Y recibe una notificación en tu correo electrónico cada vez que publique un nuevo artículo y participa comentando cada post. ¿Qué esperas?

Buscar
  • Angela Castaño Orrego

TRANSFORMARSE O MORIR... LA DECISIÓN ES TUYA

Actualizado: feb 2

La transformación del águila como metáfora

Hace no mucho tiempo atrás, leyendo e investigando sobre el renacer y las transformaciones, me encontré con una hermosa leyenda, “la leyenda del águila”, esa ave majestuosa que es tan admirada en América Latina, sobre todo por los pueblos indígenas.

Se dice que el águila es el ave más longeva entre su especie, llegando a vivir hasta 70 años. Pero cuenta la leyenda que, para alcanzar esa edad, a eso de los 40 años, deberá tomar una muy difícil decisión…


“…Al llegar a las cuatro décadas de su vida, sus uñas se vuelven apretadas y flexibles, y no consigue tomar a sus presas con las cuales se alimenta. Su pico largo y puntiagudo se curva, apuntando contra su pecho. Sus alas están envejecidas y se tornan pesadas y de plumas gruesas.

¡Volar se le hace ya muy difícil!

Entonces el águila tiene solamente dos alternativas: morir o atravesar un doloroso proceso de renovación que durará 150as. Ese proceso consiste en volar hacia lo alto de una montaña y quedarse ahí, en un nido cercano a un paredón, en donde no tenga necesidad de volar. 

Entonces el águila comienza a golpear su pico contra la pared hasta conseguir arrancarlo. Luego de hacer esto, deberá esperar el crecimiento de uno nuevo, con el que desprenderá una a una sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, tendrá que desplumar sus plumas viejas y esperar a que renazca su plumaje. Finalmente, y después de cinco meses muy duros, el águila sale para su vuelo de renovación y… ¡a vivir 30 años más!

Al leer esta leyenda no pude evitar pensar en cómo esto se refleja en nuestras vidas, y es que sin duda todos llegamos a un momento definitorio en alguna etapa de nuestras vidas, en donde nos vemos enfrentados a morir o transformarnos. Claro, seguir tal cual no es morir literalmente, pero si morir a sueños o andar muertos en vida, en vez de hacernos cargo de que llegó el momento de renacer, de hacer un proceso interno poderoso que nos permita transformarnos y hacernos más fuertes para salir al mundo a vivir.


El punto es que muchas veces ese proceso nos da terror, porque implica perder algo, y todo lo que traiga perdidas lo asociamos con un dolor que hay que evitar a toda costa. En vez de ver que también podemos renacer desde el dolor.


Pero sabes, en mi experiencia, son justamente esas experiencias dolorosas, ese atravesar la noche oscura del alma como lo llamamos en el coaching, lo que nos permite renacer, transformarnos y CRECER y así estar un paso más cerca y continuar construyendo la vida que queremos y soñamos tener.


Es una decisión critica a la que seguramente ya te viste enfrentada, y si no, sin duda en algún momento te verás de cara frente a tomar esa decisión transcendental en tu vida, en la que deberás decidir si quieres transformarte y atreverte o si vas a seguir en la comodidad, que no necesariamente es sinónimo de felicidad, convirtiéndote en alguien que se conforma y que no es feliz.


Solo te puedo decir que luego de haber pasado mi propia renovación, la que no fue ni fácil ni color de rosas, puedo darte fe de que es la mejor decisión que he tomado.


Y tú, ¿Qué vas a decidir, transformarte o morir?


Si eliges transformarte, aquí estoy para acompañarte en ese proceso… es una decisión que sin dudas cambiará tu vida.


Si te interesa comenzar tu propio proceso de transformación, puedes agendar tu primera sesión AQUÍ


Si te gustó este contenido, ¡dale like, comenta y comparte!


Entradas Recientes

Ver todo